4 Trucos para comprobar la calidad de una puerta de cocina.

flecha para bajar

21 de JUNIO de 2015

4 Trucos para comprobar la calidad de una puerta de cocina.

Suele pasar que cuando vamos a una tienda de muebles de cocina y nos empiezan a enseñar los cientos de modelos de muestras que tienen, nos damos cuenta que todas están canteadas, o lo que es lo mismo, no podemos ver un corte de esa puerta, no vemos el interior y no podemos ver la calidad del material. Aquí os traigo unos pequeños "trucos" para que podáis saber si la muestra de puerta de formica que os están enseñando es de buena o de mala calidad.

imagen de una báscula

1- Pesar la muestra. Si tenemos la opción de que nos presten la muesta y podéis llevarosla a casa, ( podeis poner la excusa de que no os convence el color del todo y que os lo tenéis que pensar ) en el momento que lleguéis a casa, cojer un peso o báscula y pesar la muestra. La calidad del material muchas veces se puede comprobar simplemente por su peso ya que a mayor densidad del material, suele significar una mayor calidad. Una muestra normal de puerta de formica suele medir 40x30 centímetros. Si la puerta de cocina es de buena calidad, su peso rondará los 2,10 Kilográmos. Si la muestra es de mala calidad, el peso se acercará más a 1,7 kilográmos.

imagen de unas joyas

2- Ponte tus joyas!!! Casi todas las tiendas de muebles de cocina, te sientan en una mesa reluciente de cristal a la hora de explicarte las cosas. Ésto principalmente se hace para que las muestras de puertas de cocina, no se rayen cuando las apoyas en la mesa. Pues bien, no te cortes, coje la muestra y pasale los anillos por encima, si la calidad es buena, te costará bastante rayar el material y si la calidad es baja, se rayará como si le pasáras un diamante a un cristal!.

imagen de una puerta al trasluz

3- Mirar la muestra de puerta al trasluz. A veces una puerta de formica de mala calidad viene con una especie de "piel de naranja" que, al mirarla al trasluz, cantará como si de un canario se tratara. Si es así, corre!!! Pues esa muestra de puerta de formica es de baja calidad. El espesor de la formica es muy poco y por eso aparece esa textura que nadie quiere para sus puertas de cocina.

imagen de urkel

4- Deja caer la muestra. Sí, sé que es un poco radical, pero como última opcion si cualquiera de las anteriores no termina de convencerte, puedes optar por ésta. Como quien no quiere la cosa, deja caer la puerta al suelo. Desde una altura mas o menos la de la cintura y procurando que caiga con una de las esquinas, deja que la puerta se deslice de tus manos. Si la puerta es de buena calidad, el desastre será mínimo pero si por lo contrario la muestra de puerta es de baja calidad, la esquina se romperá y el interior de la muestra quedará a la vista.

Sólo me queda deciros que éstos 4 trucos o consejos deberían ser la última opción y sólo en los casos en los que desconfiemos del vendedor. Lo normal es que os expliquen sin ningún tipo de problema todo lo que queráis saber conforme a materiales y calidades. Ésto es todo por hoy, espero que os sirva!