¿ Cómo elegir el parquet a instalar en una vivienda ?

flecha para bajar

12 de JUNIO de 2015

¿ Qué parquet instalar o colocar ?

Recientemente me han hecho ésta pregunta varias veces y e decidido crear éste artículo para dar a conocer mi opinión. Cuando por fin nos decidimos a hacer un cambio radical en nuestra casa y optamos por poner un suelo nuevo, nos empiezan a asaltar esas grandes dudas. ¿ que color elijo ? ¿ que modelo ? ¿ Cómo sé que no me están engañando ?.

suelo laminado de roble

Bien, pues empecemos desde el principio. Si nos decidimos por un suelo laminado o como tambien se le conoce, tarima flotante, lo primero que tenemos que pensar es el tipo de uso que le vamos a dar, si va a ser un uso doméstico o comercial, de mucho o poco tránsito, si vas a tener animales, niños... Todos estos aspectos cuentan a la hora de elegir la calidad y dureza.

Pero, ¿ qué es la dureza en un suelo laminado ?. La dureza de un suelo laminado se mide a partir de un test de abrasión que todos los fabricantes han de pasar. Éste test, consiste en someter las láminas de suelo a una prueba de desgaste utilizando una máquina dotada de un rodillo de lija que va frotando el suelo hasta que su capa decorativa desaparece. Según la cantidad de frotados que resiste, se categoriza en una tabla según la norma EN 13329.

  • AC1 - más de 900 frotados.
  • AC2 - más de 1.800 frotados.
  • AC3 - más de 2.500 frotados.
  • AC4 - más de 4.000 frotados.
  • AC5 - más de 6.500 frotados.
  • AC6 - más de 8.500 frotados.
  • Para éste artículo, voy a decidir directamente descartar AC1 y AC2, ya que la calidad es pésima, por no decir nula y AC6, ya que me parece excesivo para un domicilio y su precio ya ni os cuento. Lo más normal, sería elegir entre cualquiera de éstos 3 tipos que nos quedan, conforme a nuestras necesidades:

  • AC3 - uso normal, vivienda.
  • AC4 - uso elevado, locales comerciales.
  • AC5 - uso intensivo, bares, centros comerciales.
  • Si a alguno de vosotros ya os a tocado, os preguntaréis el por qué de la diferencia de precios entre los mismos tipos de dureza. El problema radica en la cantidad de frotados que resisten. Puedes encontrarte un AC3 que resiste 2600 frotados y otro que aunque no llega a ser AC4, resiste casi los 4000. Ahí es donde encontramos la diferencia y por lo tanto, la cuantiosa rebaja de precio.

    Yo, personalmente prefiero para una vivienda normal un AC4 que un AC3 ya que así nos curamos en salud pero eso ya es cosa de cada uno. Otro de los grandes puntos a tener en cuenta es el tema de los animales. Si vais a tener una mascota, como un perro o un gato, sabéis que tarde o temprano, marcarán territorio como su naturaleza se lo pide, por lo que debéis contar con ello a la hora de elegir. Lo ideal es elegir un tipo de suelo laminado antihumedad y que su sistema de juntas esté tratado para evitar las filtraciones. Vamos, lo normal es que si vas a tener animales, os decantéis por un AC5 ya que los ácidos del orín afectan mucho antes a un AC3 y un AC4 que a un AC5.

    Otro de los grandes motivos por los que elegir un a calidad tipo AC5, sería el uso continuado de zapatos de tacón de punta. Si amigos, lo habéis leido bien, los zapatos de tacón de punta o zapatos de aguja son criminales ante un suelo de parquet o laminado de baja calidad. Con el paso del tiempo, destrozan el suelo y al mirarlo al trasluz se ven cientos de bollos producidos por esas bonitas pisadas. Si por lo contrario no vais a tener animales ni usar continuadamente zapatos de tacón, podéis optar tranquilamente por un suelo tipo AC3 para vuestra vivienda.

    Pero, ¿ y que hay del sonido ? ¿ el frio ? ahí es donde entra en juego la manta aislante amigos. Esa manta que se pone debajo del suelo laminado y que no se va a ver nunca es la gran olvidada cuando decidimos comprar un parquet. Aunque no os lo creais, es la encargada de hacer que andar por el suelo sea cómodo o incómodo, que notemos el frío o incluso que nos de sensación de estar flotando. Es importante dedicarle un tiempo a la hora de elegir la manta aislante, ya que va a estar ahí esperemos que para siempre o por lo menos, durante muchísimos años!

    imagen de mantas aislantes

    Hay muchos y variados tipos de manta aislante y debemos elegir la mas adecuada para nosotros. Por ejemplo si en nuestra casa vamos a instalar el suelo encima de una solera de hormigón o sobre baldosa, deberíamos elegir una manta aislante dotada de un film plástico que evita que la humedad suba desde la solera hacia nuestro laminado. Si por lo contrario vamos a instalar nuestro suelo encima de un parquet antiguo u otro tipo de madera no sería necesario dicha capa de plástico, aunque siempre es recomendable. Y si en vuestro piso escucháis al vecino como si estuviera dentro de casa, yo recomiendo que el grosor de la manta aislante sea de 3 milímetros y no de 2 milímetros como suele ser lo más estándar.

    Mientras voy escribiendo, se me van ocurriendo alguna que otra cosa más a tener en cuenta, pero son detalles que contaré otro día, como por ejemplo cómo elegir el color o modelo del suelo laminado o qué tipo de rodapié colocar, juntas de dilatación... Son detalles que no se suelen decidir a la primera y que para cuando te das cuenta ya es tarde para cambiar! Pero eso será para otro post!

    Espero que os haya gustado éste artículo y si tenéis alguna duda, por mínima que sea, podéis contactar conmigo y os responderé encantado!