[ Parte 1] Restaurando un mueble de recibidor antigüo.

flecha para bajar

11 de Septiembre de 2015

Restaurando un mueble de recibidor antigüo. Primera parte

Hace un tiempo que tenía éste pequeño proyecto pendiente y por fín e podido sacar un rato para hacerlo. Y dado que por fín me e decidido a restaurar éste bonito mueble recibidor, e pensado que como yo, posiblemente alguno de vosotros también estéis en la misma tesitura pero nunca os decidís. Lo vais dejando y al final termináis por tirarlo. Mala idea! Es una pena que este tipo de muebles acaben en un contenedor.

imagen de un recibidor antes

Vamos al tema!! Éste pequeño mueble, salió de una reforma que hice hace tiempo y que iba a ser pasto de reciclaje. Decidí salvarlo para un proyecto como éste. Es un bonito mueble antigüo fabricado en madera de haya y con unos detalles de ebanistería preciosos y tallados a mano.

Lo primero que hay que hacer, es desmontar cada una de sus partes. Quitaremos las bisagras y los tiradores, los guardamos en una caja para que no se pierdan y empezaremos a lijar. Éste mueble de madera no está pintado, en su día originalmente utilizaron un tinte oscuro para darle color, con lo que nos costará álgo más de tiempo lijarlo. Cojemos una lija de grano 80 y empezamos a lijar.

imagen de un recibidor lijado

Después de un par de horas lijando y con los brazos que ya no me dan para más, el que éra de color marrón ya deja entrever su tono original! Y como su tono, también deja al descubierto las imperfecciones, golpes que a recibido durante su vida y lo más temido para un mueble de madera, la carcoma. Pero no hay que preocuparse, como un médico hace con un paciente, nosotros vamos a curar de esa infección a nuestro querido mueble. Para ello, existen muchos productos en el mercado y por suerte de anteriores proyectos cuento con un bote!

Limpiamos de polvo nuestro mueble recibidor y poco a poco y con paciencia vamos aplicando el producto en todos y cada uno de los agujeros que la carcoma a producido. Sin contemplaciones, hay que rellenar bien los agujeros para que el producto llegue hasta el último rincón.

imagen de un recibidor carcoma

Una vez que el producto anti-carcoma a hecho lo que debía, procedemos a aplicar un plaste para rellenar los orificios y reparar los golpes e imperfecciones que tenga nuestro mueble.Una espátula, plaste y a trabajar!!!!

imagen de un recibidor con plaste

Mientras dejo que el plaste se seque y haga su trabajo, aprovecho para irme a tomarme un café y lo dejo por hoy.

Continuaremos en el próximo post con éste bonito proyecto de restauración. Espero que os haya gustado !!